El Ají Dulce

9 min read
0
416

El aroma nacional

Por Agni Mogollón

El Ají DulceTodas las naciones del mundo tienen sus símbolos patrios, bandera, escudo e himno nacional …pero en el alma y en el devenir diario de sus ciudadanos, vienen a ser su gastronomía y su música lo que más representa al país de donde son originarios…así por ejemplo, hablamos de la parrillada argentina, del ceviche peruano, y en el caso venezolano el pescado frito, la carne mechada, el asado negro, el guiso de cazón y tantos otros que representan lugares específicos, pero sobre todo, sabores íntimamente ligados a esos símbolos patrios.

No hablamos de un sancocho de jurel en Canadá, ni de brisque en San Juan de los Morros y muchos menos de un ”vuelve a la vida” o un ” rompe colchón” en Galveston… son platos nacionales, nos representan, y a través de ellos representamos lo que somos…de dónde venimos y todo lo que se cobija debajo de ellos.

Ahora bien, lo que le da personalidad a esos platillos son sus ingredientes principales, y obviamente la forma de mezclarlos. Eso que se define como sazón, para los italianos es el tomate… para los españoles su paella, el azafrán y los pimientos… pero para nosotros es el ají dulce… ese pequeño fruto de variados colores, pero que con su aroma pinta de tricolor el sabor de todas nuestras comidas tradicionales, con la autoridad que le da ser el único realmente venezolano por nacimiento, de los ingredientes con los que elaboramos nuestro sofrito nacional.

El Ají Dulce2Este emblema de la gastronomía autóctona es originario y se produce mayoritariamente en el oriente del país, siendo el ”margariteño” el más cotizado. El ají dulce, está considerado como un orgullo nacional, y es por eso que es el cuarto producto venezolano con denominación de origen controlado, junto con el cacao de Chuao, el ron de Venezuela y el cocuy de Pacaya.

La buena noticia es que, ahora ese aroma nacional ¡ya lo podremos conseguir aquí en Houston!

Hace algunas semanas, y a través de un amigo común, conocí a Ángel y Adriana Arciniegas, dos venezolanos quienes con su familia llevan ya 23 años en este país. Me contaba Ángel, que aquella mudanza inicialmente se concibió como un corto período, que se transformó en permanencia y ya ha echado profundas raíces en tierra americana.

Decía Ángel que con el paso del tiempo, aumentó la añoranza diaria de aquellas cosas, que además de la familia, solo conseguíamos cuando íbamos de visita a nuestra natal Venezuela.

En ese entonces nos moríamos por un pedacito de queso guayanés, un buen casabe, las hojas para hacer hallacas, la malta para los muchachos, inclusive la harina pan que solo se conseguía de vez en cuando en las tiendas de Tulsa, Oklahoma donde vivíamos

El Ají Dulce4Con el tiempo y la globalización del comercio, todos esos ingredientes típicos que no conseguíamos, se hicieron gradualmente disponibles mucho más en Houston, a donde nos mudamos en el 2004… todo, menos el bendito ají dulce.
Un día, una prima de mi esposa llegó a casa con unos ajíes traídos desde Venezuela, y fue como recibir un cargamento de oro. Entonces con cuidado seleccioné las semillas y las sembré en el patio de mi casa, con el propósito de tener mi propia siembra y disponibilidad permanente de ají dulce.

Mi conuquito produjo unos ajíes grandes y aromáticos que la tierra arcillosa de Texas supo promover, emulando la tierra donde se producen los mejores ajíes dulces del mundo: la isla de Margarita en el noreste de Venezuela.

Pero faltaba algo… el asunto no estaba completo… hasta que en casa de un amigo venezolano, entre gallos y medianoche, me vino clarita la idea, los venezolanos que por una u otra razón vivíamos en los Estados unidos, trajimos su luz y sus azules dentro de nosotros, el sonar del cuatro y la bandera también forman parte de nuestro equipaje a estas tierras, pero el aroma de nuestro país, el aroma del ají dulce no estaba disponible para nosotros.

A partir de allí empecé a soñar con poner el aroma en las mesas de los venezolanos que aquí vivimos, y así fue como surgió nuestra empresa ‘EarthVen’ (Tierra Venezolana) y ‘Ají Dulce Margarita’, con la visión de traerle el aroma venezolano a los paisanos’’, afirma Ángel.
Desde Venezuela en Houston y en nombre de todos los que amamos nuestra comida Venezolana, queremos agradecerles a Ángel y Adriana Arciniegas, el que ahora, nuestro ají dulce venezolano también haya llegado a Houston.
A través de estos enlaces podemos contactar con Ángel y Adriana Arciniegas:
info@ajidulcemargarita.com / pe@ajidulcemargarita.com

Load More Related Articles
Load More By Venezuela en Houston
Load More In Venezuela
Comments are closed.

Check Also

Venezuela tiene la reserva de petróleo más grande del mundo

Por Agni Mogollón Venezuela, con 298.000 millones de barriles, es el país con más reservas…