El arte de dar(se)

2 min read
0
215

Ser voluntario, es realizar una tarea de manera espontánea, por deseo propio y sin esperar nada a cambio. El valor de ser voluntario radica en ganar algo mucho más importante que el dinero: la satisfacción de servir al prójimo haciendo algo que nos gusta.

Cuando servimos por voluntad, nos conectamos con nuestra verdadera pasión, conocemos gente nueva, pertenecemos a un equipo o comunidad, adquirimos y perfeccionamos habilidades y creamos nuevos nexos y relaciones. Es por ello que ser voluntario contribuye a nuestra salud emocional. 

Al elegir una oportunidad para servir, debemos asegurarnos de que la actividad despierte en nosotros emociones positivas, y se adapte a nuestra disponibilidad de tiempo y estilo de vida. Las opciones para ser voluntario incluyen el trabajo desde la casa, labores en un hospital o escuela, grupos ambientalistas o de rescate y el apoyo a diferentes causas. En una ciudad como Houston, las oportunidades son prácticamente infinitas. 

Por todo lo antes expuesto, anímese a participar en algún proyecto o programa. Sea usted también parte del cambio: participe, intégrese y colabore. Recuerde de fomentar en sus hijos el amor por el prójimo y por la labor espontánea. Ser voluntario nos enfrenta a necesidades objetivas y nos hace apreciar más nuestras propias fortalezas, por lo que siempre obtenemos mucho más de lo que damos.

Silvia Brandt Siem 
MPH/Especialista en Salud Pública
@lighthouse4life

Load More Related Articles
Load More By Venezuela en Houston
Load More In Opinión
Comments are closed.

Check Also

La mejor manera de prepararse para el retiro

¡Debemos comenzar ahora mismo! El departamento del trabajo de los Estados Unidos da una se…