La “COLAS” Inmigratorias

7 min read
0
166
Passport. 3D. Assorted passports Landscape

Cuando pensamos en las maneras legales para inmigrar a los Estados Unidos (EEUU), no se puede ser muy creativo, ya que solo existen unas cuantas vías. La mayoría requiere de una petición de inmigrante hecha por un familiar o empleador, y la aplicación de un ajuste de estatus (solo dentro de los EEUU), ó la aplicación de una visa de inmigrante a través del consulado americano. A menos que sea un hijo menor de edad, cónyuge o padre de un ciudadano americano adulto, la obtención de la residencia por la vía familiar estará sujeta a ciertos tiempos de espera. Esto aplica específicamente a los cónyuges e hijos de residentes permanentes, hijos adultos de ciudadanos americanos (casados o no) y hermanos de ciudadanos americanos. Igualmente ocurre con las clasificaciones de inmigracion por empleo, donde la mayoría está también sujeta a periodos de espera. Lo más terrible del período de espera es que el beneficiario no recibe ningún beneficio interino, tales como un permiso de trabajo o un estatus legal para estar aquí.

Aunque parezca absurdo, el cónyuge de un residente permanente deberá esperar más de 1 año y ocho meses después de hecha la petición de inmigrante para poder aplicar a la residencia y obtener un permiso de trabajo, pero el cónyuge de cualquier extranjero con visa tanto de trabajo, estudio, o inversión, podrán no solo permanecer en los EEUU, sino hasta en algunos casos trabajar durante su estadía. Sin enfocarse en lo que resulte lógico o justo, todo inmigrante que ha recorrido la travesía de procesar su residencia permanente en los EEUU por alguna de estas vías, sabe lo que es el “boletín de visas”.

Este boletín es una publicación mensual emanada del departamento de estado de los EEUU, con el objetivo de dar a conocer las fechas de prioridades de las residencias que podrán ser procesadas en el mes pertinente al de la publicación, y de acuerdo a la región de nacimiento y clasificación del inmigrante (tanto familiar como por empleo). Resulta que solo existen 140 mil residencias por empleo y 226 mil por la vía familiar, para ser repartidas entre el universo de aplicantes durante todo un año fiscal. Para aquellos nacidos en países como China, India, Mexico y Filipinas, podrían experimentar retrasos aún más atroces de los que esperarían los nacidos en el resto del mundo. La fecha de prioridad de cada inmigrante se establece en el día que la petición de inmigrante es presentada frente al servicio de inmigración (USCIS), ó en los casos de empleo, en la fecha de interposición de la aplicación de certificación laboral con el Depto. del Trabajo.

El congreso de los Estados Unidos, mediante la legislación inmigratoria, establece los límites en cuanto al número de residencias permanentes que serán otorgadas por el gobierno anualmente. El desfase existente entre la disponibilidad y demanda de las residencias es tan abismal que, crea un retraso creciente que no tiene fin. La necesidad de una reforma inmigratoria integral que aumente el número de residencias y alivie los tiempos de espera para aquellos que están inmigrando legalmente es imperativa.

Así que tal parece que solo algunos pocos afortunados se escapan de las “colas” inmigratorias. Todos los demás deberán esperar pacientemente por su turno.

Consulte siempre con abogados de inmigración licenciados en los Estados Unidos sobre su situación individual. Unicamente abogados licenciados en algún estado de los EEUU pueden dar asesoramiento en materia de inmigración. Los notarios y abogados extranjeros NO son abogados en los EEUU y no están autorizados a proveer asesoría legal de inmigración ni a representar a terceros. Asimismo, es ilegal hacer de “bróker legal” y recibir una comisión por referir clientes a abogados licenciados. Reporte el fraude inmigratorio.

Load More Related Articles
Load More By Venezuela en Houston
Load More In EE.UU
Comments are closed.

Check Also

El Medallón de Washington

De nuestra historia Si observamos con detalle en diferentes cuadros, retratos, billetes, e…