El Medallón de Washington

8 min read
0
256

De nuestra historia

Si observamos con detalle en diferentes cuadros, retratos, billetes, esculturas y estatuas del Libertador Simon Bolivar, notaremos que, colgando delicadamente del cuello hacia el pecho tiene colocado un medallón de forma ovalada, que tiene grabada la efigie en miniatura de George Washington. En el antiguo billete morado de diez bolivares era facilmente visible.

El medallón fue ofrendado a Simón Bolívar por el gobierno de Los Estados Unidos de América, y fue una joya muy apreciada por Bolívar, a tal punto que desde que lo recibió hasta su muerte, lo lució en su pecho durante casi todas las recepciones a las que asistió.

La historia de aquel regalo es la siguiente:

“En 1825, en nombre del gobierno de Los Estados Unidos de América, George Washington Parke Custis, hijastro del prócer norteamericano George Washington (fallecido 27 años antes), en reconocimiento a la lucha que realizó Bolívar por la independencia suramericana, le envía un medallón con el retrato del héroe de la independencia de Los Estados Unidos y primer presidente de esa nación”.

Pero lo que da todavía más realce al gesto del gobierno norteamericano es que, encargó al marqués José María Lafayette, quien es considerado uno de los héroes de la guerra de independencia de Los Estados Unidos, de trasmitir a Bolívar tan expresivo recuerdo y de entregarlo personalmente. En el medallón venía igualmente un mechón del cabello de Washington, ya que en la época era común regalarse cabello.

Lafayette llega a Colombia en septiembre de 1825 con el medallón, pero Bolívar se encontraba en ese momento en Lima Perú.

El marques Lafayette imposibilitado de continuar hacia Perú ya que tenia planificado partir para Europa, entrega el presente al abogado antioqueño José María Salazar, junto con una carta que redacta para el Libertador en el momento y otra carta enviada por el hijo de Washington.

Salazar posteriormente le envía el medallón y las cartas a Bolívar al Perú.

Tuvieron que transcurrir 8 meses, hasta que el 25 de mayo de 1826, estando Bolívar todavía en Perú en la ciudad de Arequipa, recibe el obsequio llegado desde el otro extremo del continente. Al recibir el medallón de Washington, Bolívar escribe al hijo de éste:

“Hoy he tocado con mis manos este inestimable presente. La imagen del primer bienhechor del continente de Colón, presentada por el héroe ciudadano General Lafayette y ofrecida por el noble vástago de esa familia inmortal, era cuanto podría recompensar el más esclarecido mérito del primer hombre del universo. ¿ Seré yo digno de tanta gloria?

No: mas la acepto con un gozo y una gratitud que llegarán, junto con los restos venerables del padre de la América, a las más remotas generaciones de mi patria, ellas deberán ser las últimas que queden del mundo nuevo. Acepte Ud., señor, los testimonios más sinceros y más respetuosos de mí perfecta consideración.

“BOLIVAR”

Las características del medallón son las siguientes: Es un medallón de oro en forma oval, con un diámetro mayor de 7 centímetros por otro de 5, que tiene por el anverso el retrato de Washington, artísticamente ejecutado en una miniatura realizada por Gilbert Steward, basada en el conocido cuadro de Robert Field, y en el reverso un esmalte azul en cuyo centro aparece cubierto por un óvalo pequeño de cristal el mechón de cabello de Washington.

Alrededor del cristal y sobre una lámina de oro, está grabada la siguiente inscripción escrita en latín:

AÜCTORIS LIBERTATIS AMERICANJE IN SEPTENTRIONE HANC
IMAGINEM DAT FILIUS EJUS
(PATER PATRIÍE)
ADOPTATÜS ILLI Qül GLORIAM SIMILEM IN AUSTRO ADEPTUS EST.
Traducido al español dice: “Este retrato del autor de la libertad en la América del Norte, lo regala su hijo adoptivo á aquél que alcanzó igual gloria en la América del Sur”.

Al morir Bolívar, el Medallón lo conservó su familia, hasta que en 1870 uno de los sobrinos de Bolívar, el señor Pablo S. Clemente lo regaló al presidente de Venezuela Guzmán Blanco, quien dispuso fuese colocado en el Museo Nacional de Caracas.

Actualmente el medallón de Washington reposa en las bóvedas del Banco Central de Venezuela, junto con otras joyas del Libertador.

Load More Related Articles
Load More By Venezuela en Houston
Load More In EE.UU
Comments are closed.

Check Also

El misterio de la bombilla encendida desde hace 117 años

Instalada en el cuartel de bomberos número 6 en Livermore, California, los científicos se …