La Gibson 335 B.B. King’s “Lucille”

9 min read
0
43

Un instrumento “Icónico”
Parte III

Por Agni Mogollón

Los músicos guardan un sentimiento muy especial por su instrumento favorito. Eric Clapton tenía a “Blackie”, Willie Nelson tenía a “Trigger”, Keith Richards a “Micawber”, pero antes que todos ellos, B.B. King tuvo a “Lucille” y durante más de medio siglo, el Bluesman y Lucille fueron virtualmente inseparables. Pocas, si es que hay alguna otra relación entre hombre y guitarra ha perdurado tanto y a la vez ha sido tan fructífera.

Lucille está presente en las punzantes líneas de “The Thrill Is Gone” y “Sweet Little Angel “, en la encarnación de la música blue americana, y a nivel general ha movido e inspirado a guitarristas por generaciones.

Lucille también sirvió a B.B. King como su voz, tanto como la propia voz del Bluesman, el mismo dijo una vez, “en cuanto dejo de cantar oralmente, empiezo a cantar tocando a Lucille”.

Algo que Lucille no es, a diferencia de Blackie, Trigger o Micawber, es ser un instrumento único. A lo largo de todos estos años, han habido muchas Lucille.

Actualmente, Lucille es ampliamente reconocida como una Gibson ES-335 negra con herrajes dorados, pero ha cambiado mucho desde su origen antes de ser un icono del Blue, en un incendio provocado por una pelea.

Los orígenes de Lucille datan de 1949, cuando King era un adolescente alrededor de los veinte años, y estaba actuando en un club nocturno en Twist, Arkansas, a finales del invierno.

Para calentar la fría sala, los dueños tomaron un bidón de basura, echaron queroseno y lo prendieron en medio de la pista de baile. Todo iba bien hasta que comenzó una pelea entre dos hombres y el bidón volcó. “Se derramó por la pista, parecía un rίo de fuego “, contaba el guitarrista. Así que todos corrieron hacia la entrada principal, incluyendo a B.B. King.

El Bluesman consiguió salir sano y salvo, pero entonces se dio cuenta de que había dejado dentro su guitarra, corrió hacia adentro del local de nuevo para recuperarla, mientras el techo se desplomaba alrededor.

Al día siguiente supo que los dos hombres que iniciaron la pelea habían muerto en el incendio y que la pelea se desencadenó por una mujer que trabajaba en el local, su nombre era Lucille.

B.B., que según sus palabras “casi pierde la vida” corriendo de vuelta al club, bautizó su guitarra como aquella mujer, para recordar que “nunca debería volver a hacer algo como aquello“

La Lucille original, la guitarra que King rescató del fuego aquella noche, era una Gibson L-30 barata de cuerpo pequeño.

A lo largo de su vida B B King tocaría distintas guitarras y a todas ellas las bautizó Lucille, siempre recordadando aquella noche en Arkansas.

Se sentía especialmente atraído hacia las Gibson semihuecas “ES”, como la ES-335 que puede escucharse en su legendaria grabación de 1965, “Live at the Regal”.

La ES-355 fue la guitarra elegida por B.B. hasta principios de los ochenta, cuando en colaboración con Gibson creó su propio modelo, conocido como la Gibson Lucille.

Una guitarra que es en esencia una 355 con diferentes modificaciones, algunas estéticas como la inscripción “Lucille” en la pala, y otras más funcionales.

A lo largo de los años, la Gibson Lucille se ha fabricado en distintas encarnaciones, como la edición limitada “King of the Blues” o la ostentosa “Super Lucille “. En 2005, Gibson fabricó un modelo especial en el 80 cumpleaños del Bluesman, que este emplearía en directo hasta el verano de 2009, cuando fue robada.

Pero unos meses después, un vendedor de guitarras llamado Eric Dahl, la encontró en una tienda de empeños de Las Vegas. “Estaba llena de sudor y las cuerdas estaban muy descuidadas”, contó Dahl a Gibson.

“La limpié y miré la pala que decía ‘Prototipo 1’ en un sello. Supuse que sería una de las Lucille 80 aniversario que B.B. King había revisado”.

Sin saber lo que tenía en sus manos, pero movido por la curiosidad sobre el significado de aquel sello, Dahl contactó a Gibson para solicitar información sobre la guitarra.

Varios meses después, se le notificó que ese instrumento no era simplemente una Lucille revisada por B.B. King, sino la auténtica.

Al escuchar que su guitarra había sido recuperada, B B King se encontró con Dahl y se la cambió por una Lucille nueva. Tras el cambio, Dahl comentó como King le dijo que “esperaba que la disfrutara tanto como él con la suya al tocar“.

Desde entonces, B.B. King siguió disfrutando con Lucille hasta su último concierto el 3 de Octubre de 2014.

Aquella noche, como los cientos de noches anteriores, podría haberse resumido en la letra que abre la canción de King llamada “Lucille” en el disco de 1968 con el mismo nombre, dedicada a su fiel compañera. El mundo del blue y la música en general sufrió una pérdida irreparable, cuando B.B. King murió en Las Vegas a los 89 años

Load More Related Articles
Load More By Venezuela en Houston
  • Un instrumento “Icónico”

    Parte I Por Agni Mogollón En la historia reciente, dentro del mundo de la música, desde me…
  • Los años 60’s venezolanos

    Con la música en el alma En la década de los 50’s, la música que se escuchaba en la Venezu…
  • El furro, furruco o manduyo

    Con la música en el alma El furro es un instrumento típico usado en el género musical de l…
Load More In Con La Música En El Alma

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Un instrumento “Icónico”

Parte I Por Agni Mogollón En la historia reciente, dentro del mundo de la música, desde me…